Drama en la ESL One Genting por transmisión via Facebook

img
Ene
24

El desarrollo de los torneos de ESL ha sido siempre impecable, siendo ESL una empresa con muchísimos años de experiencia en los eSports y, además, con el apoyo económico de muchísimas marcas importantes. Sin embargo, en su último torneo, ESL One Genting 2018, una serie de problemas relacionados a la transmisión del torneo ha causado una gran polémica entre el público de habla inglesa y ha puesto en la mesa una importante discusión respecto a los derechos de transmisión de los torneos de Dota 2.

El inicio de todo se dio cuando ESL anunció mediante su página web que había acordado un contrato de exclusividad para que las transmisiones principales de sus torneos de Dota 2 y CS:GO sean en la plataforma de Facebook Live en lugar de transmitir mediante Twitch. La comunidad angloparlante expresó su desacuerdo con esta decisión, pues consideran que Twitch es la plataforma ideal para este tipo de eventos y sienten que Facebook todavía tiene una interfaz demasiado limitada e incompleta a comparación.

Los números hablaron por sí mismos: ESL perdió aproximadamente al 85% de su público al hacer el cambio a Facebook y muchas personas preferían ver el torneo en DotaTV (incluso sin audio) que verlo en Facebook. Ulrich Schulze, vice-presidente de ESL, defendió la decisión con un controversial tweet:

Esto no hizo sino exacerbar los ánimos entre los fanáticos de Dota 2, quienes consideraban que era injusto acusar a la comunidad del fracaso de esta transmisión. Por último, y cuando una serie de jugadores profesionales y casters amateur decidieron transmitir por su parte el torneo en Twitch (lo cual es perfectamente válido bajo las normativas de Valve), ESL empezó a denunciar sus canales (ante una denuncia por derechos de autor, Twitch cierra por 24 horas el canal como medida preventiva). Si bien las reglas de Valve defienden los derechos de los organizadores de proteger su monetización de las transmisiones, también permiten que cualquiera pueda transmitir las partidas en Twitch, siempre que ofrezca contenido original y no lo monetice.

Parece que la jugada fue mala para ESL, pero intentar arruinar a personas que crean contenido bajo las reglas de Valve en un intento por atraer más público a sus streams es inaceptable. Esperemos que la situación se aclare y algo bueno surja de esto para los eSports.