La partida del día: SG eSports vs Elite Wolves

img
Jul
09

El primer día, la primera serie, la primera partida. Apenas nos acostumbrábamos al impresionante escenario que teníamos en frente y tanto Elite Wolves como SG e-Sports decidieron deleitarnos con un gran espectáculo en una partida que se prolongaría por casi una hora y media. Para todos aquellos que no pudieron disfrutar de dicha partida, y para aquellos que quieran revivirla, aquí está el resumen.

La partida

Elite Wolves:

SG e-Sports:  

VOD de la partida

Highlights de la partida por NoobFromUA

Los primeros minutos

Si bien no hubieron muchas kills al comienzo, la partida inició con una ligera ventaja para SG e-Sports. Elite Wolves planteó una estrategia con un Batrider support generando presión en las líneas enemigas, mientras que SG aprovechó su combo de Shadow Fiend + Clockwerk para asegurar los primeros lasthits de 4dr.

SG usando el viejo truco de conseguir almas con Cogs

Batrider se movía constantemente en los primeros minutos de juego, intentando controlar al Shadow Fiend e interrumpir el farm del Enigma, mientras que el Puck de Papita supo tener bajo control la trilane enemiga de Clock, Rubick y Ursa gracias a sus habilidades de escape. Así, Elite Wolves parecía tener cierta ventaja en el early game. Incluso Papita se llevaría un firstblood sobre el Clockwerk con una muy buena maniobra.

Sin embargo, el juego empezaría a decantarse a favor de SG e-sports alrededor de los 10 minutos de juego, debido a la capacidad de farm del Shadow Fiend y a la presión que ejercía sobre el Sven para evitar que éste use la suya propia. Así, antes de los 15 minutos, Sven moriría hasta 3 veces. Si bien Elite Wolves no se quedaba atrás y también conseguía kills, estas eran en héroes de baja importancia como Clockwerk o Rubick.

Se ve aquí la clara ventaja de SG en net worth y, además, el resultado de sus escaramuzas: matan a Sven y Elite Wolves solo puede llevarse supports

La tónica de los primeros minutos era esa: SG presionando a Sven y Elite Wolves intentando llevarse lo que pudiesen. La inherente ventaja que esto representaba para SG significó que, apenas a los 26 minutos, los brasileños se sientan listos para asediar la base enemiga. Esto con el segundo Aegis del juego en manos del Shadow Fiend (habiendo sido el primero reclamado por Ursa en el minuto 12).

Tras un smoke gank que culminó en la muerte de Batrider, SG decidió tomar la iniciativa yendo a la toplane y atacando a Elite Wolves con un agresivísimo Black Hole que culminó en la muerte tanto de OD como de Puck. Sin embargo, Elite Wolves reaccionó con una gran cantidad de buybacks que les permitieron defender su territorio. SG, en quizás un error de cálculo, prefirió luchar contra los héroes recién revividos incluso con la desventaja de no tener Black Hole y el resultado fue catastrófico para ellos: Elite Wolves se llevó un teamwipe entero y demostró que seguía con vida en la partida.

El genial Black Hole de tavo que le permitió a SG llevarse la vida de dos cores

Tras ello, SG se dedicó por algunos minutos a mantener su ventaja. Si bien el comienzo del juego había sido muy exitoso para ellos, Elite Wolves supo aferrarse a sus armas y mantener el juego estable por varios minutos. Sin embargo, en minuto 36 SG e-Sports estaba listo para proseguir con su asedio. Otra vez a top lane, y otra vez iniciando con un Black Hole en el Outworld Devourer. Sin embargo, en esta ocasión el Devourer no moriría inmediatamente y haría daño suficiente a SG antes de caer. Elite Wolves lo perdió a él y al Batrider y en cambio reclamó la vida de tres héroes y el Aegis de Shadow Fiend. Lo más importante: lograban defender su base exitosamente una vez más.

LeoStyle con Outworld Devourer estuvo al borde de la muerte pero pudo hacer suficiente daño antes de finalmente caer

Como siguien un patrón, diez minutos más tarde, llegaría otro asedio de SG e-Sports: eran conscientes de que, eventualmente, Elite Wolves superaría a sus cores (Ursa y Shadow Fiend) y querían evitar esto. Sin embargo, en esta ocasión ocurrió lo impensable: tras dos muy buenas kills de Elite Wolves (en Clockwerk y Rubick), Tavo se precipitaría en usar su Black Hole y terminaría lanzándolo al aire debido a los reflejos de LeoStyle, quien logró escapar con Blink Dagger. A partir de eso, sin Black Hole ni Rubick, la teamfight fue una perita en dulce para Elite Wolves.

Preciso instante en que tavo usa su Black Hole en la nada.

Un minuto después, Elite Wolves tomaría la iniciativa por primera vez en todo el juego: con sendas kills en Enigma y Shadow Fiend y con el Batrider de StingeR ocupando al Ursa en top, Elite Wolves consiguió llegar por fin a la base de SG. Conseguirían las raxes de mid y una torre de tier 4 antes de que SG e-Sports se recomponga y logre matar a Sven y Enigma. Sin embargo, el mensaje ya era claro: Elite Wolves seguía vivo. Y, cuando Sven moría, hacía buyback inmediatamente para aprovechar la presión que ya habían iniciado. El juego era una locura.

¡Una locura! Por todos lados se suceden buybacks, BKB’s, skills, golpes. Elite Wolves crea caos en su primera incursión en la base de SG

Lo que siguió fue un ir y venir de kills, buybacks y emociones. Elite Wolves volvía a tomar la iniciativa sobre la base de SG e-Sports e incluso conseguía kills importantes, pero luego Ursa y Shadow Fiend lograban matar a la mitad de EW. Entre ellos, el Sven sin buyback. Sin embargo, también Ursa caería sin buyback. Era una locura y cada escaramuza dejaba a los casters perplejos y a los espectadores exultantes. Para el minuto 51, la diferencia de net worth era nula y las kills se contaban en más de una por minuto.

A los sesenta minutos ocurría la última gran arremetida de SG: yendo por mid y aprovechando que el buyback de OD estaba en cooldown, decidieron intentar acabar con el juego (una vez más). tavo se apresuraba a conectar DOS Black Holes y así SG conseguía acabar con el Sven, solo para que éste buybackee y castigue a SG por gastar tantos recursos en una sola kill. La teamfight se ponía a favor de Elite Wolves cuando lograron hacer un teamwipe, hasta que el equipo de SG hizo buyback y consiguió matar al Outworld Devourer. Solos Batrider, Sven y Puck contra la amenaza brasileña, lograron estar a la altura: un gran trabajo de control entre Dream Coil y Flaming Lasso permitió al Sven matar al Shadow Fiend y lograr sobrevivir al Ursa. Moriría el primero y solo se salvaría el segundo gracias al sacrificio de Rubick.

Los dos Black Holes gastados por tavo son, sin embargo, neutralizados por el buyback de Sven.

Diez minutos después, otra vez, y ya contaban los 69 minutos de juego: SG tenía el Aegis en Ursa y la ventaja de haber matado al Batrider con buyback todavía en cooldown. Se apresuraron a intentar llevarse la rax de bot de Elite Wolves, mientras que los peruanos se aferraban a ella y se preparaban a defenderla como pudiesen. Un ulti de Outworld Devourer permitió a Elite Wolves quitarle a Ursa el Aegis, pero luego un muy buen Black Hole de tavo hizo que Sven muera sin buyback. La teamfight pudo haber sido fatal para Elite Wolves, de no ser por el buyback oportuno del Batrider, quien se movió tras las líneas enemigas y logró conectar un Lasso en Shadow Fiend al mismo tiempo que el segundo Black Hole: sin el daño de Shadow Fiend, Outworld Devourer pudo sobrevivir y mantener viva la esperanza peruana. No solo eso: con el uso de Hurricane Pike llegaría a matar al Ursa y SG, ya desarmado, no podía sino contemplar cómo sus héroes caían uno a uno. Fue aquí que Elite Wolves confirmó su ventaja en el juego.

Outworld Devourer despachando al Ursa de hfn a distancia

Sin embargo, el juego no cerraría hasta después de tres teamwipes seguidas por parte de Elite Wolves: así de férrea era la defensa brasileña. El ingenio de SG conseguiría prolongar el juego hasta diez minutos tras la increíble teamfight en bot, aunque las siguientes peleas hayan sido mero trámite para los peruanos, quienes tenían la superioridad en el juego en ese momento y supieron aprovecharla muy bien.

Si bien Elite Wolves terminaría perdiendo la serie ante la innegable superioridad de SG en las siguientes partidas, esta en particular queda como una grata postal del potencial que tiene el equipo y del increíble espectáculo que nos brindó The Final Match.